Pages

lunes, 16 de junio de 2008

PI, FE EN EL CAOS


Darren Aronofsky se estrenó con una película extenuante y reconcentrada que apenas costó 60.000 dólares y que sin embargo no dejó indiferente a casi nadie.
Pi, fe en el caos nos demuestra una vez más que las matemáticas no son tan aburridas, pero que a menudo se vuelven peligrosas.
Max, el protagonista, vive obsesionado con la idea de hallar un sistema numérico capaz de prever y controlar todo cuanto sucede en el caos aparente que conforma el universo. ¿No os parece un tanto grandilocuente el argumento? Pues bien, Max avanza en una búsqueda que le lleva inexorablemente hacia el famoso número Pi, 3,141516... ya sabéis. Y, como suele suceder, habrá mucha gente dispuesta a hacerse con el descubrimiento para utilizarlo según sus propios intereses. ¿Os imagináis poder predecir la evolución de los movimientos bursátiles o conocer el número que designa el nombre de Dios?
Con una fotografía en blanco y negro y una planificación y montaje propios de videoclip, este thriller psico-matemático, semisubjetivo y casi apocalíptico es óptimo para aquellos que prefieren devanarse los sesos delante de una pantalla. Serán 84 minutos que a veces parecerán muchos, muchos menos.
Pi, fe en el caos logró un gran éxito de crítica y público, y obtuvo varios premios, entre ellos el de mejor director en el Festival de Sundance de 1998. Ahí va el trailer.


Título:Pi, fe en el caos
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 1998
Dirección: Darren Aronofsky
Reparto: Sean Gullette, Mark Margolis, Ben Shenkman, Pamela Hart



video

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Dádle voz al oráculo