Pages

martes, 29 de julio de 2008

SILENCIO

Silencio tú también nos oscureces,
silencio que nos vas levando elipses,
contén al hombre ejemplo
que desatiende el labio,
allá donde alacenas el rubor
si el intervalo calma
y sigiloso te redimes
sin el mar la voz los brazos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Dádle voz al oráculo