Pages

jueves, 1 de enero de 2009

MALABARISTA (SUBTERFUGIO)

La mano al mundo asida,
qué forma tan sencilla, despertar,
íncubo de fieltro siempre,
semejante a la botella desgastada.
Vistazo de agujero:
afuera flotan ciervos de ceniza.
Cuerpos huecos sin descanso,
se extinguen los despojos.
Día de aflicción,
en el que funcionan sin sentido
los semáforos.
Nada permanece.
Ahora que me arrastre el tiempo:
aquí debajo se revela un terco soplo
de silencio. Malabarista amor.
En esta penumbra del sueño
en estas llanuras infinitas.

No contempladas por nadie.

2 comentarios :

  1. Increible! Lo de los ciervos es muy fuerte..grande Luigi!
    Feliz año
    Arturo

    ResponderEliminar

Dádle voz al oráculo