Pages

viernes, 6 de marzo de 2009

PARPADEOS

Las álgebras nativas olvidadas. La voluntad física acerbamente tensa. En guardia. ¡Coraje! No hay peligros que traspasen las sombras, el audaz embozo: ¡qué noches cubiertas de espuma inspirarán la revuelta! Las líneas y las gramáticas, pospuestas las mañanas hercúleas. ¡Un labio, para aplacar la sed y la impotencia! Un labio de arena y armonías difusas. Un útero asomándose al desierto. Los párrafos que parpadean, los bailarines a punto de entrar.

2 comentarios :

  1. Me encantó el post... volveré, con tu permiso. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto
    Siempre estaréis invitados.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Dádle voz al oráculo