Pages

jueves, 2 de abril de 2009

REMINISCENCIAS DE PASCUA

Fijáos en el tierno e icónico cartel que el ayuntamiento de Madrid utiliza (al menos en su web), para anunciar los actos programados para esta Semana Santa que llega. La verdad es que tal profusión de capirotes sabiamente inclinados en distintas direcciones identifica con claridad el evento, pero, de algún modo, no comprendo aún por qué, los venerables conos andantes me recordaban a algo.
Esa sensación reminiscente me mantuvo en vilo un par de días. No sabía que era, pero lo tenía en la punta de la lengua (o de alguna parte del cerebelo) sin decidirse a salir, hasta que me comí esta mañana un Danonino (vaya confesión) y se me encendió la bombilla (si, esa, la de mínimo consumo).
En las imágenes inferiores veréis a lo que me refiero: curiosos contrastes, lindas fauces fósiles, tradiciones arraigadas de este planeta imaginario.

2 comentarios :

  1. Licencias poéticas, amor por los petit suisse... La vida es ansí

    ResponderEliminar

Dádle voz al oráculo