Pages

viernes, 10 de julio de 2009

QUIMÉRICA FLOR DEL EXTRAVÍO


En el absurdo cristal imperfecto
quimérica flor del extravío,
en la alucinación que se incendia
la letra entrelazada de un abismo.
He visto un velo alzándose,
tenías los párpados vítreos,
el estupor cósmico y calcinante,
la mueble sensación de estar vacía.
Ávidos rincones que se llenan con olores desgarrados,
espejos del ayer ungidos por el sebo fácil,
serpientes resistentes al antídoto,
hervores y cerveza prometida,
colinas donde el ojo va,
final de la garganta quebradiza.
Quiero revivir en cualquier bar
estas víspera y vigilia consentidas,
quiero que la esfera brille en ti,
que te bebes como absenta cada noche,
que sigas abrumada por el humo y las revoluciones de la lengua
mientras fuera intriga en vano el relojero azul terrible
y la realidad va destripándonos,
celado nuestro exceso en sus volutas.
En el absurdo cristal imperfecto
quimérica flor del extravío,
en la alucinación que se incendia
la letra entrelazada de un abismo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Dádle voz al oráculo