Pages

miércoles, 5 de agosto de 2009

NUEVAS BOLSAS DE TRABAJO


Atendiendo a la normativa europea vigente, así como a las recomendaciones del Ministerio de Medio Ambiente y de algunos hipermercados, el Instituto Nacional de Empleo (INEM) ha decidido acometer una profunda reconversión en su sistema organizativo. Según fuentes más que secretas no hay marcha atrás. A partir del próximo año las bolsas de trabajo dejarán de ser de plástico. En aras a un mundo más sostenible resultaba extraño, contraproducente e incluso insano mantener operativas estas bolsas que tardan 400 años en descomponerse y de las cuales sólo se recicla el 10%. A este respecto la ilustre institución conmina a los parados a irse acostumbrando y propone alternativas como bolsas de papel de estraza como las que sirven para esconder el alcohol en los Estados Unidos o, llegado el caso, de cartón, material noble y maleable que además puede y debe ser utilizado por los parados para la confección de su propia vestimenta, como observarán en esta graciosa ilustración.


En otro orden de cosas, parece ser que, dado el éxito parcial que se está observando entorno a las cifras de desempleo a lo largo del verano y después de asimilar el hecho de que los colores corporativos de la Comunidad de Madrid son los mismos que los de su club, los jugadores del Athetic de Bilbao no han dudado en ponerse a la cola del paro por si cae alguna ofertilla por ahí.


Y es que la reentrada en el mercado de señores como Florentino Pérez ha provocado un sutil despertar de las conciencias económicas: sigamos inflando el pato de goma. Ante la perspectiva de ofertas millonarias, un aluvión de jugadores disconformes se avalanza a diario sobre esas colas ya de por sí repletas a la espera de una llamada salvadora. No es extraño encontrarse a las ocho de la mañana con escenas de verdadera tensión en las que cada cual defiende su palmo de tierra. Fíjense lo que le costó al bueno de Ibrahimovic llamar a las puertas del Barça.


A pesar de las medidas disuasorias de las fuerzas del orden la afluencia de futbolistas es tal que algunas web de empleo ha abierto una zona especial (previo pago) sólo para ellos, con todo tipo de instrumentos personalizados que permitirán a los interesados gestionar su propia y activa búsqueda. Ante todo, repiten una y otra vez, hay que empezar actualizando el curriculum. Si el último cromo en el que sales es de la temporada 82-83 o la fotografía que has colgado en la página es de 1871 creo que lo llevarás crudo para encontrar equipo.


Pasada la primera criba (y sólo por justificar un poco más el sueldo de RRHH) es posible acceder a diversas entrevistas y pruebas de selección individuales y colectivas, a las que se recomienda acudir bien vestido para la ocasión (camiseta y calzoncillos bien planchados) y sin dejar absolutamente nada a la improvisación. Hay que tener siempre la cabeza sobre los hombros.


Sólo unos pocos tendrán la suerte de abandonar las largas filas ante la oficina de empleo, pero es que Ronaldo no hay más que uno (o dos). Sin embargo, cientos de ETT y ONG y CSI y CIA y ONU y CGPJ aconsejan no tirar la toalla y afrontar los fracasos como el paso previo a los futuros triunfos. Baste ver las caras de Oliver o Pep Guardiola después de recorrer el camino más largo hacia el éxito.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Dádle voz al oráculo