Pages

lunes, 8 de marzo de 2010

DETRÁS DEL ESPEJO



Vendrá siempre
continuo
vértice

deseo

conciencia,

que no haya ni una duda,
que no haya ya un segundo
ardor
inflamándome la lengua.

Yo

en el sencillo

ni siquiera has visto
los pequeños rasgos invertidos,

expulsado por tu cuerpo
de los gestos húmedos,
resbaladizo,

yo, qué idiota,
sombra de trastorno
en el uso atardecido
del sudor.

Donde el plano no te ve.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Dádle voz al oráculo