Pages

sábado, 17 de diciembre de 2011

VOZ


La duda, tan humana,
esa forma de alumbrar todo lo incierto,
la savia abstracta y sin metáfora
que a algunos salva
vuelve en ti, amanecida,
y ahora que rasgueas otra vez la fibra,
que los cantos se alacenan tormentosos
en la entrada,
no puedes renegar del movimiento,
los párpados azules de temblor se llaman aire,
los arcos fonemáticos al fin reclaman voz,
voz el viento-inicio a ti te pide,
grito que se exhala en la garganta, voz.
La duda, la duda tan humana.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Dádle voz al oráculo