Pages

jueves, 20 de diciembre de 2012

RECITAL EN LA NOCHE DEL FIN DEL MUNDO


Tal y como están las cosas, la verdad es que uno no sabe qué es mejor, creerse a pies juntillas la interpretación más catastrofista de la supuestra profecía maya sobre el fin del mundo, llenar la despensa de conservas, apropiarse de uno de esos ridículos kits de supervivencia que venden por ahí (un par de velas y una pastilla de jabón) y enterrarse literalmente bajo las sábanas, en nuestra cueva más profunda y solipsista, esperando que el infierno escampe, o bien provocar una suma de yos en el nosotros y buscar en las calles un cambio de época, de valores, de estilo de vida, de ciclo vital si se quiere, como plantea otra de las interpretaciones de la profecía, esta vez en positivo.
Puede que ambas posturas sean de lo más utópicas, desde luego. Pero algo habrá que hacer la noche del 21 de diciembre de 2012, aunque sólo sea por si acaso. Comprenderé a las parejas que se decidan a sumar bajo las sábanas combinando ambas (y otras muchas posturas), ya sabéis a qué me refiero.
Por mi parte (y en ese por si acaso) no estaría nada mal volver a brindar con viejos amigos y recitar, quizá por última vez, en el Bukowski Club (c/San Vicente Ferrer, 25, Metro Tribunal, Malasaña, MADRID), fuente de recuerdos y versos. Por eso estaré allí, invitado por Bacø y Víctor Sierra a este recital The Fin del Mundo, que tendrá lugar en el Bukowski Club el viernes 21 de diciembre de 2012 a las 22:00. A su lado y compartiendo espacio con Sesi García, Antonio Díez, Mario Crespo, José Naveiras, Felipe Zapico, Xen Rabanal y Gsús Bonilla (que además se ha currado el cartel) recibiré la buena nueva como más me gusta. El plan es que comencemos nosotros, los abducidos, abordando algunos párrafos de la novela 13.0.0.0.0, esa joyita apocalíptica de Esteban Gutiérrez Gómez publicada por Canalla Ediciones, que prosigamos después con nuestros planes perniciosos en forma de poema y acabemos la noche en una jam-session en la que todo aquel que quiera pueda subirse al estrado. Así que ya sabéis. Estáis invitados. Además habrá un premio muy especial para aquel al que el fin del mundo le pille recitando. No os lo perdáis.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Dádle voz al oráculo