Pages

viernes, 22 de octubre de 2010

LOS ARCHIPIÉLAGOS DE WALCOTT


El Nobel antillano Derek Walcott (1930) es conocido desde su Omeros (1990) por su relectura "periférico-caribeña" del mito mediterráneo-occidental por excelencia: la épica travesía de Ulises. Aunque su obra es mucho más que esto, hoy me apetece compartir alguno de sus periplos de lluvia y creación.

Map of the New World: I. Archipelagoes

At the end of this sentence, rain will begin.
At the rain's edge, a sail.
Slowly the sail will lose sight of islands;
into a mist will go the belief in harbours
of an entire race.
The ten-years war is finished.
Helen's hair, a grey cloud.
Troy, a white ashpit
by the drizzling sea.
The drizzle tightens like the strings of a harp.
A man with clouded eyes picks up the rain
and plucks the first line of the Odyssey.

Mapa del Nuevo Mundo: I. Archipiélagos

Al final de esta frase, empezará a llover.
Y al filo de la lluvia, una vela.
Lentamente la vela perderá de vista las islas;
La creencia en los puertos de toda una raza
Se perderá entre la niebla.
La guerra de los diez años ha terminado.
El pelo de Helena, una nube gris.
Troya, un foso de ceniza blanca
Junto al mar donde llovizna.
La lluvia se tensa como las cuerdas de un arpa.
Un hombre con los ojos nublados la toca con los dedos
Y tañe el primer verso de La Odisea.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Dádle voz al oráculo