Pages

viernes, 28 de septiembre de 2012

PREVISIÓN MÉTRICA PARA EL FIN DE SEMANA


El fin de semana continuará siendo muy lírico en prácticamente toda España y no será hasta el domingo cuando las versificaciones comiencen a remitir.
El sistema atonal que se encuentra instalado en la península dejará estrofas abundantes el viernes, para irse trasladando al entorno de Baleares y la Comunidad Valenciana.
El sábado continuará rimando en prácticamente toda España, salvo en el noroeste, y los endecasílabos heroicos serán especialmente intensos en Cataluña y la Comunidad de Madrid.
El domingo empezará con cesuras localmente fuertes en Cataluña, Baleares y el litoral de la Comunidad Valenciana, pero el hemistiquio mejorará rápidamente por el oeste de la península y las sinéresis remitirán al final de la jornada.
Las metáforas empezarán a entenderse a partir del lunes, con posibilidad de algún encabalgamiento débil en el área mediterránea y poca aliteración en el resto.
Por otra parte, la Dirección General de Textos y Emergencias recomienda, ante el riesgo de consonancia, que si se va leyendo se disminuya la velocidad, se extremen las precauciones y no se detenga el poema en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de ripios.
Si se tiene que viajar, Protección Cerril aconseja circular preferentemente por versos alejandrinos y serventesios y, en caso de comenzar a concordar a la manera grecolatina, tener en cuenta que existe riesgo de oxímoron.
Recomienda igualmente no atravesar con el versículo ni a pie quebrado los ritmos yámbicos, ante el desconocimiento de lo que pueda haber debajo de la anáfora, y localizar los puntos más altos de la comparación. También es importante no intentar salvar el estrambote en medio de una dislocación.
Si se está en el campo, Protección Cerril asegura que hay que alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitando atravesar églogas pastoriles. Es preciso también dirigirse a los puntos más altos del priamiel.
Ante el riesgo de folías, advierte de que en los núcleos urbanos es conveniente colocarse cerca de la prosa para protegerse. En las viviendas se aconseja evitar las corrientes vanguardistas y, si se va recitando, un verso blanco puede ser un buen refugio.
Si la metonimia sorprende en el campo, es necesario evitar correr y permanecer en sonetos consagrados, como los de Shakespeare,  Petrarca o Garcilaso. No se debe buscar refugio bajo los himnos pírricos y conviene alejarse de clerecías y tetrásforos monorrimos.
Ante el peligro de mistificaciones, conviene retirar del exterior de la vivienda aquellos libros que puedan ser arrastrados por el ingenio, así como revisar cada cierto tiempo el estado del subtexto, las poéticas desengañadas y la estilística.
Si llegara a imponerse el verso, es fundamental abandonar cuanto antes los sofismas y anapestos y desobedecer cualquier imposición de la métrica, utilizando preferentemente sinalefas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Dádle voz al oráculo