Pages

sábado, 24 de septiembre de 2011

NEVERMIND


Hace veinte años apuraba los últimos días antes de volver al instituto, tal vez los primeros kalis en un Dos de Mayo lleno de tambores. Acababa de nacer hace ahora veinte años, después de dar una vuelta de campana tras la curva, aquel dieciséis de agosto de mis dieciséis. Hace veinte años me hundía en el otoño como siempre sucede, carne adolescente menor de edad, insumiso y prorrogado. Hace veinte años todavía compartía con los amigos los bancos de los parques, allá en el viejo (ahora viejo) barrio y huía a todas horas de la torre de alta hechicería, del cuarto piso sin ascensor, de la incomprensible generación de mis padres. Como todos los chavales de mi edad.
Pero entonces la tierra tembló. Un tipo que aparentaba llevar semanas sin ducharse ocultaba los ojos bajo la sucia melena rubia mientras repetía una y otra vez que estaba de bajón. Y luego nos soltó toda la rabia acumulada en el grito. "Smells Like Teen Spirit" era el primer single de Nevermind (Geffen Records, 1991), segundo disco de Nirvana, nacido exactamente hoy, 24 de septiembre, hace veinte años. Repito que la tierra tembló entonces, y que no ha dejado de hacerlo hasta ahora. Pero el tiempo nos ha atrapado a algunos sin darnos cuenta, peinando canas, tapando entradas, reflotando las carcasas mientras por dentro seguíamos detenidos en esos dieciséis, corazones adolescentes, tan malos como siempre en lo que sabemos hacer mejor.
Here we are now, entertain us.



En Youtube.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Dádle voz al oráculo