Pages

lunes, 27 de junio de 2011

ALIGHIERI EN LA CIUDAD DOLIENTE


Alighieri en la ciudad doliente,
ánima donde más vale callar a descifrarse,
de blanco sonríe ajada la burla hechicera,
desgájese mi albergue tu ser tú pacífico colmada voz tú,
llamada ulterior la sombra el testigo la ausencia,
al orbe de mi desnudo apoteosis no quieras descender para encontrarme,
que todo lo que traspasa ya no vuelve,
ni siquiera tú,
al que mi prevalecer
incumbe.


LASCIATE OGNE SPERANZA, VOI CH’INTRATE.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Dádle voz al oráculo