Pages

miércoles, 29 de junio de 2011

BEATRIZ CHAVES EXPONE EN MADRID

Pintura digital. Color Tableta gráfica Wacom + Photoshop
Como un Lazarillo madrileño y desnortado me he ido ganando la vida a lo largo del tiempo de las formas más extrañas, como Lázaro digo, y es que a veces me da por pensar y caer sobre todas estas cosas con media sonrisa amarga y la otra media inclinada: hacedor de crujientes bocadillos, ojos de una escritora invidente y solitaria, levantador de tapaderas, escrutador de alcantarillas, hombre que sujeta el palo, becario, precario, camarógrafo estafado en un ruinoso concurso nocturno, profesor de lo que me gusta, hojeador de revistas...
En todos estos lugares del estómago (porque la mente siempre está en otra parte) me he encontrado con todo tipo de gente. Algún que otro sinverguenza, mucho escalador, bastantes listillos y graciosetes, incontables hombres y mujeres grises, sin expresión en sus caras, o sombras dejando pasar las horas, las lentas agujas imparables, a la espera del cierre.
Lo de hacer amigos en el tajo es otra historia. Mi balance hasta ahora era más bien escaso: del subsuelo conservo a un amigo que ahora está en California, a un buen tipo que ahora está en Nueva Zelanda y a un gran compañero búlgaro con el que aprendí a respetar y celebrar el trabajo, por duro que este fuese. Nada más. Más bien poco. O mucho, según se mire.
El caso es que mi suerte ha cambiado, sin querer, casi sin darme cuenta. Cambió, sí, al incorporarme a mi última labor reconocida. De pronto me he visto rodeado de buena gente, de personas de verdad, de esas que realizan su cometido con profesionalidad, único modo de superar cualquier tensión, cualquier situación torcida. Y encima saben sonreir, reirse de esta vida juntos. Será porque tienen una sensibilidad especial. En realidad son unos artistas. Músicos, dibujantes, ilustradores, pintores, escritores, peluqueras, maquilladoras, periodistas... personas de verdad con las que es imposible no sentirse a gusto.
Bueno, menudo rollo que os he soltado para presentaros a uno de ellos. Se trata de Beatriz Chaves, ilustradora, pintora y diseñadora con la que he compartido no pocos esfuerzos (jeje). Su trayectoria artística se extiende ya a más de una década, pero si la señalo aquí es porque por fin va a exponer su obra en Madrid, que ya iba siendo hora. Será en la Vinoteca Barbechera (c/ Gravina, 6, Metros Chueca / Alonso Martínez, MADRID). Esta misma tarde de miércoles (29 de junio de 2011), a eso de las 20:30, tendrá lugar la inauguración. Estáis invitados a disfrutar de su obra entre vinos y sonrisas. La exposición estará abierta al público hasta el 17 de julio de 2011, así que no perdáis la oportunidad de visitarla.

P.D. ¿Que qué tipo de arte practica Beatriz Chaves? Podéis encontrar la respuesta visitando su web: http://www.beatrizchaves.com/

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Dádle voz al oráculo