Pages

sábado, 22 de agosto de 2009

VIENTO II


Alada sed
desciende leve,
tocada por la voz
incontenible viene,
luz,
azogue virginal
que a veces pasa,
más,
destino en un vaivén.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Dádle voz al oráculo