Pages

martes, 12 de julio de 2011

MI ALADO ESPEJO


Mi alado espejo centellea al desgaire,
mi espejo infringido de instantes:
tras él tiembla y cruje el entusiasmo.
Mi alado espejo centellea al desgaire:
sobre la abundancia atenta,
que aclama cualquier brillo ideal,
mi alado espejo centellea al desgaire,
¡mi espejo infringido de instantes!

¡Crípticos y dantescos
sus automatismos reversados!
En la noche crepitan verbos
crípticos y dantescos.
¡Verbos apocalípticos!
Quebrad mi espejo, quebradlo:
crípticos y dantescos
sus automatismos reversados.

Cuando sus reflejos hayan cesado,
¿cómo volver al espejo alado?
Volarán pajarillos látigo
cuando sus reflejos hayan cesado;
sobre este rostro fragmentario
que atraviesa el otro lado.
Cuando pierda los recuerdos,
¿cómo volver?,
¿cómo volver al espejo alado?


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Dádle voz al oráculo