Pages

martes, 5 de julio de 2011

TIEMBLAN LAS LUNAS (OTRA LOCURA)


Bajo el muérdago,
bajo la soga que aún se agita,
mandrágora,
tercer ojo de negro arcano,
pelo de ternero innato,
murciélago en las alas,
vigilo el hervor de la marmita hendida de falsa tristeza,
donde el humo que enmascara se hace ajeno
a la violenta luz del día.
Augur de cicuta, híbrido en abismos sobre el loto,
engendraré la carestía del tiempo
hasta que un corazón delate
la sombra envejecida por el bruno pico que huye:
tu nombre en la tumba.
Acaso reconozca mi traición profunda,
pero no como asesino suplicante.
La mentira va cerrándose por dentro,
fruto de su encuentro con lo otro.
Estoy muerto en la distancia,
allí donde el vuelo me permite ver el cuerpo,
fantasma sobre tierra virginal,
rosa negra del recuerdo,
labio arquetipo de mujer,
pálido labio en el que tiemblan las lunas,
castañetea el alcohol,
otra locura,
monstruo inocente.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Dádle voz al oráculo